Inicio Sala de prensa Empresa Instalación Paragachi

Instalación Paragachi

Zigor Corporación realiza la puesta en marcha de la primera central fotovoltaica de Ecuador

Febrero 2013

El 29 de Enero de 2013 se conectó oficialmente a la Red Ecuatoriana de Energía la Planta Fotovoltaica de Paragachi, proyecto fruto de la colaboración entre Zigor Colombia, Zigor Corporación y Valsolar Ecuador. La Central de 1MW, primera planta solar de estas características conectada a la Red Eléctrica estatal, ocupa 3,5 hectáreas y está ubicada en la provincia de Imbabura, que es una de las zonas con mayor irradiación solar de Ecuador.

Zigor Corporación, empresa líder en el mercado energético ubicada en Vitoria-Gasteiz (Álava-Araba) además de asesorar técnicamente en el diseño y dimensionamiento de la planta, ha supervisado los trabajos de montaje realizados por el instalador local, ha realizado la puesta en marcha y ha formado a los técnicos de mantenimiento que operan la planta. Fruto del acuerdo con Valsolar Ecuador, Zigor Corporación ha suministrado todos los componentes necesarios para la construcción de la Planta Solar.

Como novedad la Central cuenta con 1 Sunzet Power Station de 1MW, solución Plug & Play alojada en un contenedor de 40’ que facilita la conexión rápida y eficiente entre el campo solar y la red y que se entrega totalmente equipado según las necesidades de la instalación. En este caso, con 8 inversores Sunzet 125 MV, las Celdas de media tensión, el Transformador de media tensión y los contadores de energía. Además, se han suministrado las cajas de concentración inteligentes Sunzet String Box, de tal forma que se pueden ver en tiempo real las corrientes de cada string de paneles solares, todo ello a través del Sistema de Monitorización de Planta SCADA SWS-1000 diseñado y fabricado por Zigor. También se han suministrado los 4160 paneles solares de 240Wp que conforman el campo solar (total 998,4 kWp), las estructuras metálicas y el cableado para el inter-conexionado de toda la planta.

La planta fotovoltaica de 1MW permitirá la generación de energía limpia, mejorar la calidad de los servicios energéticos y ahorrar millones de dólares en la importación de combustibles y energía de otros países, además de reducir considerablemente las emisiones de CO2.